viernes, 9 de enero de 2009

¡DANGER! REBAJAS

Solo deseaba que el trámite, el trueque, el cambio..., durase el menor tiempo posible. Después de un día largo y "postvacacional" de trabajo, lo que menos me apetecía era mezclarme con aquella muchedumbre. Y es que hay gente que lo vive y lo disfruta tanto, que incluso días antes ya empiezan a sentir ciertos síntomas: ansiedad, irritación, insomnio...y solo consiguen calmarlos con la llegada del día R (de las Rebajas). A mí me ocurre lo mismo pero a la inversa: me agobio solo con pensar que tengo que lidiar con todo eso.
En este caso, no me quedó otra. Cuando te regalan una prenda y no te sirve, una de dos: o te quedas con ella para quedar bien con la persona que te la regaló y no te la pones en la vida y al final la terminas regalando; o decides ser valiente e introducirte en el "Abobinable Mundo de las Rebajas".
En mi caso, decidí echarle ovarios así que me planté frente a la entrada del establecimiento y el escenario fue desolador. Me pareció que algún encuentro bélico se había producido hacía unos minutos entre aquellos percheros y estanterías. He de reconocer que me acojoné un poco, pero entré.
Intenté dar una vuelta rápida para ver si encontraba algo que me gustase y de mi talla...me dió la risa, me esperaba una ardua tarea. La gente no paraba de revolver, las prendas estaban descolocadas, tiradas por el suelo...vamos que en los mercadillos creo que hay mucho más orden. Cuando al fin conseguí dos chaquetas aceptables, y después de temer por mi integridad física (una señora me miró con tanto deseo de que soltara una de ellas,que se le empezó a poner cara de buitre), me dirigí a los probadores y al asomarme me entró tal aprensión por la masificación que allí había que decidí agilizar y probarmelas rápidamente frente a uno de los espejos de la tienda. Mientras lo hacía unas cuantas "aves rapaces" empezaron a revolotear a mi alrededor. En cuanto solté la que no quería, dos de ellas se la quedaron disputando mientras aceleré el paso hacia la caja. Ahora era pan comido: ya solo me quedaba esperar en aquella macro-cola a que llegara mi turno. Al rato de espera ya me empezaron a dar sudores fríos...necesitaba salir de allí.
Cuando ya casi me tocaba pagar, miré el precio,
-"Vaya ojo que tengo! Justo voy a elegir la de temporada y la que no está rebajada".
Así que encima, tuve que poner pasta.
Definitivamente lo mío son las rebajas. Es más, ya estoy deseando que llegue julio...

9 comentarios:

Hell dijo...

Yo ya hace tiempo que he renunciado a las rebajas...La incomodidad y el estrés que me suponen no me lo compensa el precio de la prenda...
Besos

Anita dijo...

JAjaja.me uno al club de las anti-rebajas. No se puede describir mejor esa ardua tarea de entrar en un centro comercial o tienda en esos dias tan "especiales".

Uff, lo tenias complicado y al final para rematar tuviste que poner pasta... si es q no puede ser...

Un post genial. Muakk

P.E.P.E. ® dijo...

DEBERIA EXISTIR "LA REBAJA DELIVERY (en la puerta de su casa)", asi nos ahorrariamos el despelote de la compra..
claro, que despues le añadimos el porcentaje del envio y ya no seria rebaja no?...

.. en otras palabras.. estoy hablando pura mierda no?

Pero bueno.
Es Lunes, y ese dia mi cerebro se toda un descanso por limpieza.

un gran saludo

hawkeye dijo...

yo es que no soporto los "mares" de gente yendo de un lado para otro!!! Besos, muuuchos!!!

YOR dijo...

En Aregntina las rebajas son más de carteles que de precios... te ponen en temporada $70, y en ´poca de rebajas en coloridos carteles de OFERTA, la misma prenda a $69.99!!!...
Un descaro, pero la gente lo sabe y no entra en la variante, así que esos aluviones de viejas peleadoras no ocurren en estas geografía (excepto en una oferta de cubrecamas que vi a tres pelearse tironeando el último).
Para el próximo regalo, toma aire y A ZAMBULLIRTE!!
Besos desde Mendoza!

ALEXANA dijo...

Hell: ya somos dos, amiga. Prefiero pagar un poco más y ahorrarme todo eso.
Gracias por pasarte.

Anita(mi fotógrafa favorita):
o sea que tambien te unes al club?
Pero con lo guapo que es "pegarse" por ahorrar unos euritos...yo que tú me lo pensaba...je

P.E.P.E.:siempre he pensado que si tuviese mucha pasta, pagaría porque me trajesen las cosas a casa y poder elegir sin ninguna prisa ni estrés. El "compring" me va lo justo.
Tranquilo, los lunes todos estamos un poco espesos.
Bienvenido a tu casa.

Haw: yo solo los soporto en los conciertos (y en algunos, claro).
Se te echaba de menos....que lo sepas ;)

Yor: ya veo, en Argentina sois más comedidos y no os engañan...aunque he de decir que aquí hay algo más de rebaja.
Y no me gusta cambiar los regalos, pero hay veces que no queda otro remedio.
Qué bueno que vinistes!

BESOTES PARA TODOS!!

libra dijo...

Holaaaa, ya estás por aquí, ultimamente tengo poquillo tiempo para conectarme, pero no me olvido de vosotr@s.
jajaaja, te entiendo, a mí me pasa lo mismo, no me gusta ir a las rebajas,y tengo tus mismitos síntomas ;)) que como tú dices ni siquiera son rebajas porque si ves algo que te gusta tienes que pagar...una temporada que estuve trabajando en unos grandes almacenes, en la sección de señora, te puedo asegurar que presencié una pelea entre dos señoras por una blusa, era patético, y lo mejor es que supuestamente eran amigas, y solian venir a la tienda juntas muy a menudo, hasta ese día, y a partir de ahí venían por separado y me decían a mí: te puedes creer que fulanita no me ha vuelto a llamar, jajjaja y a mí que poco me gustan los cotilleos, tenía que aguantar el tipo, lo que hace una por trabajo ;))))

Un beso guapa.

ALEXANA dijo...

Libra: qué cosas se pueden llegar a ver por unos euros...patético, la verdad. Pero bueno, seguro que te reíste un rato.
No te preocupes, no eres la única, yo tampoco me puedo conectar todo lo que me gustaría y poder leeros con tranquilidad....pero bueno, ya vendrán tiempos mejores.
Un besazo, guapa!

dondelohabredejado dijo...

ja ja ja ja Me has hecho partir de risa con tu relato, y sobre todo con la descripción de las actitudes ante el evento, ja ja ja
Yo paso de esas experiencias, será por eso que me puedo reír tanto??? Ojalá no tengas que pasar nuevamente por esto, pero al menos ha servido para un post muy rico, muy cómico.
Un abrazoteeeee.